Ir al contenido

La manipulación automatizada del polvo con los transportadores por vacío de Piab garantiza el distanciamiento social

Publicado
Piab's vacuum conveyors help complying wiht social distancing rules

La segunda ola del COVID-19 ha resultado ser un virus infeccioso aparentemente más fuerte y exige que se respeten las normas de distanciamiento social de forma aún más estricta que antes. Para ello, la automatización de la manipulación de materiales con transporte por vacío desempeña un papel fundamental a la hora de reducir los contactos entre los empleados, minimizando así el riesgo de contagio y manteniendo un alto nivel de productividad. Esto es especialmente importante en industrias como la farmacéutica o la alimentaria.

Los productos farmacéuticos y alimentarios son esenciales para la vida, al margen de los confinamientos o de los virus mutantes. Deben seguir en marcha, produciéndose y llegando a los consumidores finales. Al mismo tiempo, las empresas deben evitar en lo posible el contagio entre los empleados para no tener tiempos de parada relacionados con el personal. Por ello, muchas empresas ya han establecido el trabajo por turnos y han determinado las distancias necesarias entre los operarios. Sin embargo, la manipulación manual de ingredientes sigue estando muy extendida, especialmente cuando se trata de alimentar mezcladoras o prensas de comprimidos. Como se necesitan varios empleados para mantener los procesos en marcha, o el riesgo aumenta o las empresas se ven obligadas a reducir la productividad dejando muy pocos operarios para garantizar que se pueda mantener la distancia social.

La automatización de los procesos de manipulación de polvos y materiales a granel mediante el uso de transportadores de vacío permite el distanciamiento social y mantiene una alta productividad al reducir, por un lado, la necesidad de numerosos operarios y, por otro, la necesidad de desplazarse por toda la planta de la fábrica. Al mismo tiempo, también mejora la ergonomía, ya que los operarios ya no tienen que subir pesados cubos o sacos por las escaleras para alimentar las tolvas. El transportador por vacío puede hacerlo fácilmente desde una zona central de almacenamiento de material. Con los transportadores de la serie piFLOW® de Piab, que se limpian fácilmente, es posible utilizar el mismo transportador incluso para varios ingredientes.

En la producción de comprimidos nutracéuticos, el proceso de alimentación manual a menudo no termina con el llenado de los ingredientes en polvo, sino que continúa en la prensa de comprimidos. Desde aquí, los comprimidos deben pasar, por ejemplo, a una máquina de recubrimiento y, por último, a una estación de envasado, ya sea para el envasado individual en blíster o a granel. En el peor de los casos, un operario tiene que seguir recogiendo los comprimidos expulsados de la prensa y llevarlos manualmente a la siguiente línea y llenarlos en otra tolva para su posterior procesamiento y envasado. Esto implica que siga caminando por la planta y pueda encontrarse con otros operarios con riesgo de contagio, además de las condiciones de trabajo poco ergonómicas que pueden provocar lesiones de espalda.

Si se incorporan transportadores por vacío para automatizar cada uno de los procesos de llenado conectando los pasos separados, la producción puede funcionar con mayor fluidez. O incluso independizarse de los operarios con el sistema piFLOW®p SMART sde Piab, reduciendo aún más el riesgo de una menor productividad de la producción o por los tiempos de inactividad causados por el distanciamiento social o por la falta de operarios debido a una baja por positivo de COVID-19.

La versión SMART del conocido transportador por vacío de Piab está preprogramada con algoritmos avanzados para eliminar los complejos ajustes manuales de los temporizadores y permite un ajuste automático preciso y continuo del proceso de transporte, así como de la gestión de las recetas.

El sistema de transporte autooptimizado se ajusta al producto a transportar en sólo diez minutos. Basado en el aprendizaje automático, se garantiza un flujo de material suave en todas las condiciones y a velocidades que se ajustan con precisión a las sustancias específicas. Los parámetros pueden ajustarse independientemente del diámetro de la tubería o de la longitud de suministro. Estos ajustes se comprueban automáticamente cada cuatro segundos. El cambio no sólo es rápido, sino también extremadamente fiable. Esto es posible gracias a la combinación de sensores, una unidad de control eléctrico y un software inteligente.

Para su uso en la industria farmacéutica y alimentaria, todo el material en contacto con el producto transportado cumple con los requisitos de la FDA y del CE nº 1935/2004 y está diseñado según las directrices del USDA.

Sacar lo mejor en estos tiempos difíciles puede significar ir un paso más allá del cambio implícito que ha traído el COVID hacia la digitalización y el aumento del uso de la tecnología, avances que ya se han producido tanto en nuestro trabajo como en nuestra vida personal. Ir más allá y aprovechar la oportunidad de innovar, de probar nuevas formas de hacer las cosas. Buscar la solución más productiva de cada paso del proceso para salir de la crisis con una configuración operativa más sólida y competitiva. Un punto de partida puede ser evolucionar en el sistema de manipulación de polvos para aumentar la productividad, liberar a los operarios de tareas agotadoras y reducir el riesgo de contagio y contaminación para que, en última instancia, la operación sea más segura.

¿Quiere saber más? ¡Contáctenos!

Choose your language

No se puede comparar

Los diferentes tipos de productos no se pueden comparar. ¿Quieres eliminar los productos existentes?

Envíenos sus comentarios